“Cisne negro” de Darren Aronofsky

Los prejuicios son una cosa muy seria. Según el aspecto sobre el que caigan, el tema puede ir a mayores o, si es en lo referido a una película/s de un director determinado, puede acabar por arrinconar a un determinado producto. Cuando yo fui a ver “Cisne negro” comenté el tema con diversos amigos, para juntar un nutrido grupo (que no fue tan nutrido al final) y me encontré con una respuesta que me llevó a pensar como las etiquetas que ponemos a las cosas las condicionan tanto. Mi amigo aducía que no quería ir al cine a ver una de esas “películas de vanguardia”, que no le interesaba y que esperaba una dosis de entretenimiento más puro cuando se decidía a ir al cine. Su respuesta (teniendo en cuenta que mi amigo en cuestión es un ciudadano normal, joven, eso sí, con estudios superiores y un nivel cultural notable en algunos aspectos, con sus inquietudes y sus intereses). Entonces, ¿qué lleva a alguien a vetar una película como “Cisne negro” ya directamente?

Leer más de esta entrada

Anuncios