“27 vestidos” (2008) de Anne Flecher: Yo no creo que el mundo sea así

“Superficial, divertida y estereotipada, “27 vestidos” es una agradablemente previsible comedia romántica” (Joe Leydon: Variety)

La película “27 vestidos” pertenece a lo que se denomina comedia romántica. Está dirigida por Anne Fletcher (también responsable de otras de género similar como “Step Up. Bailando” o “Proposición”) y protagonizada por Katherine Heigl (ex de la serie Anatomía de Grey, que ha dado el salto al cine en películas también del mismo corte como “Lío embarazoso” o “La cruda realidad”) y James Marsden (el Cíclope de “X-Men”) como pareja estelar, con Malin Akerman y Edward Burns, entre otros, como secundarios.

La trama de la película es, a la vez, tan solo y tanto como que el personaje de Heigl ha acudido como dama de honor a 27 bodas de amigas. Además guarda como un tesoro oculto (del que parece avergonzarse, algo así como un pecado del que te avergüenzas pero que es tuyo y al que no quieres renunciar) los 27 trajes que tuvo que llevar (cada cual más estrafalario y que sirven para el lucimiento, cuando ha de probárselos, de la protagonista) a esas celebraciones. Su vicio por los enlaces matrimoniales contrasta con su incapacidad para vivir su propio cuento de hadas con príncipe y final feliz incluido.

(aquellas personas que tengan intención de ver la película y no quieran saber detalles del guión deberían dejar de leer ahora mismo y volver cuando hayan terminado su visionado)

Su vida comienza a desmoronarse cuando su amor secreto, su jefe (Edward Burns), conoce a su hermana (Malin Akerman) y se prometen. Ella no solo tiene que asistir a la definitiva defunción de sus ilusiones sino que debe organizar la fiesta. Completa el cuarteto, suplantando al habitual triángulo, un periodista (James Marsden) de la sección de sociedad, especializado en bodas que cubre el evento. El personaje de Marsden es el contrapunto al de Heigl. Como protagonistas, estas condenados a encontrarse más tarde o más temprano, aunque en un principio se les presente como seres completamente antagónicos. Él, cínico, descreído y, aparentemente, realista, ella, romántica (en el sentido peliculero), buena por convicción y entregada a ayudar a aquellas personas de su entorno que la rodean.

En este sentido choca su extrema convicción en todas sus creencias, independientemente de la dirección de estas. Ello no impide que haya cambios de rumbo y que la firmeza siga siendo la única constante. La protagonista comienza (perdidamente) enamorada de su jefe y realiza la transición a su destino obvio con un sutil movimiento. Normalmente el primer objeto de amor dispondría de alguna cualidad negativa, haría algo mezquino o similar para que la chica esa obsesión se apague. Sin embargo, en ’27 vestidos’ nada es así. Edward Burns, simplemente, desaparece de plano y comienza a ser olvidado. Cuando la oportunidad se presenta la sensación ya es que su momento como hipotética pareja ya ha pasado (aunque no sepamos muy bien por qué, puesto que se supone que en la película apenas han pasado unos días) y el guión lo resuelve de un modo un tanto curioso. Se besan y descubren que no hay chispa entre ellos, no renuncian por ningún motivo racional, por llamarlo de algún modo, sino por una sensación.

Ese giro no solo la lleva a descubrir que estaba enamorada del hombre equivocado, sino que el destino de su pasión es su compañero en la cabeza del cartel (que, previamente, la había traicionado). Éste, descreído al respecto de las relaciones, acaba metido en la rueda de los matrimonios (eso sí, después de un año de relación), como debe ser.

Al respecto del problema entre los dos protagonistas (él, en realidad, no iba a hacer un reportaje sobre la boda sino a escribir un artículo sobre una eterna dama de honor) se me plantea una duda. ¿Por qué el perdón es siempre tan fácil de obtener en el cine? Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: