Ratatouille, Alain Badiou y la crítica cinematográfica

Últimamente he empezado a interesarme por la parte literaria del cine, lo relacionado con la crítica y la teoría cinematográfica. Todo para comprobar que, como en otros campos (el que me toca más de cerca, la arquitectura, padece los mismos males, lo que me lleva a deducir por lógica aplastante que es un problema del propio ser humano más allá de a lo que dedique su tiempo), los profesionales del tema dedican a las polémicas con sus “semejantes” una cantidad de tiempo increíble. Que, más allá del interés del debate, llevar la razón y quedar por encima del otro es fundamental al fin y al cabo.

En el curso citado en la entrada anterior, de verdad interesante en lo que respecta a la información suministrada (al fin y al cabo los que saben pues saben) y un poco diluido en cuanto  a polémicas (resultaba curioso ver a sesudos eruditos con ganas de bronca hacia los disidentes), surgió uno de los tertulianos, Imanol Zumalde, con una referencia a un texto de Alain Badiou que despertó mi interés desde el primer momento. Por supuesto, internet permitió el acceso a la información y los presagios se cumplieron.

La explicación del texto es muy sencilla y en mi opinión bastante acertada en lo que se refiere al análisis del hecho cinematográfico.

Por un lado estaría el juicio indistinto: “Hay una primera manera de hablar de un film: consiste en decir “me agradó”, o “no me ha entusiasmado mucho”. Estas palabras son indistintas, ya que la regla del “agradar” deja su norma oculta. ¿Respecto de qué expectativa se enuncia el juicio? […] Designan más bien la cualidad, el color, del breve lapso pasado en su compañía. Tras lo cual se verifica una indiferente pérdida de la memoria.”

En contraposición a este aparecería el juicio diacrítico: “…precisamente aquella en que se lo defiende contra el juicio indistinto. En que se muestra –lo que supone ya alguna argumentación– que tal film no es meramente situable […] entre placer y olvido. No se trata solamente de que sea buenísimo en su género, sino de que también se deja prever a su propósito, o fijar, alguna Idea. Uno de los signos superficiales de este cambio de registro es la mención del autor del film, su mención como autor, mientras que el juicio indistinto, por su parte, hacía referencia prioritariamente a los actores, a los efectos, a una escena impactante, o a la historia narrada. Este segundo tipo de juicio intenta designar una singularidad, cuyo emblema es el autor.”

En realidad, son juicios que se diferencian en sus aspiraciones más que en el fondo, puesto que la referencia autoral viene para avalar como argumento la calidad de tal o cual obra. Simplificándolo (igual hasta el absurdo), vendría a ser como esos carteles que anuncian, de los productores de tal , del director de tal o, en la misma línea aunque con distinto objetivo, seleccionada en el festival… Es obviamente el más común y del que no salimos casi nunca, lo cual no tiene que ser necesariamente malo, es decir, se da una opnión y se la completa con los argumentos que a nuestro parecer la secundan.

Hay un tercera versión, la que sería referida al juicio axiomático, más compleja y que sería de interés para los interesados en profundizar sobre el tema en cuestión, pero obviamente lejos de los no legos en la materia: ”…el juicio le es indiferente. Toda posición defensiva es abandonada.”

“Hablar de un film será a menudo mostrar cómo nos convoca a tal idea en la fuerza de su pérdida; a contrapelo de la pintura, por ejemplo, que es el arte por excelencia de la idea minuciosa e integralmente dada.”

Extractos de la conferencia pronunciada por Alain Badiou en el Studio des Ursulines en 1994, se puede leer completo  en el francés original o en una versión traducida al castellano por un alma caritativa.
A través de una película como “Ratatouille”, una película que por otra parte no ha sido precisamente maltratada por la crítica (como ninguna de las procedentes del estudio Pixar, magníficas por lo menos todas ellas, juicio indistinto) y con unos buenos resultados en taquilla (no tan buenos como los de películas inferiores metidas injustamente en el mismo saco del cine de animación, como por ejemplo Shrek, con la que compartió cartel en una de sus partes, no recuerdo cual, otro juicio indistinto) podemos llegar a comprender hasta qué punto la crítica y la teoría cinematográfica se han alejado del público.

Cualquiera que hable sobre el trabajo de otro en realidad, como el crítico Anton Ego afirma, está arriesgando bien poco. Si tienes la suerte de que tu opinión trascienda ya has alcanzado el punto donde lo que digas, sea o no inteligente o interesante, ya no importa más allá de que seas tú quien lo diga. Si no, pues la verdad es que como no se te escucha tampoco el riesgo es muy dramático. Sin embargo, desde el más pequeño corto a la producción más ambiciosa y multimillonaria, ponen el empeño y sus objetivos (nos parezcan loables o no desde el plano que sea) lo que entraña un riesgo no tan fácil de asumir como pueda parecer a tenor de las libertades que nos tomamos en el juicio de lo que no deja de ser el modo de vida de los implicados.

Como en tantos otros temas (y vuelvo a la arquitectura porque tiene los mismos problemas) los supuestos entendidos del tema se han visto apartados de la circulación mayoritaria y se han recluido en los circuitos festivaleros y la crítica especializada. Hoy día, cualquiera se conforma con una mínima reseña que le informe más o menos de donde se va a meter, no va más allá. Será porque las películas que circulan no necesitan más o porque el desinterés es notorio. Al final, escisión como siempre y la perjudicada es la cartelera que pierde variedad.

La cuestión que sobreviene es, a alguien le interesa realmente la disputa entre especialistas más que a ellos mismos. El que quiere ver una película la ve, si no aparece por las salas puede recurrir al dvd o derivados o a la red donde si se busca se acaba encontrando, y eso al fin y al cabo es lo importante.

Anuncios

3 Responses to Ratatouille, Alain Badiou y la crítica cinematográfica

  1. Vanessa says:

    Esperaba tu crítica sobre Ratatouille!!! a mí personalmente me pareció bastante flojilla.

    Se supone que los especialistas están para dar una visión objetiva sobre el producto, ya sea una película, un edificio o una canción. Alguien que conoce el campo puede evaluar todos los aspectos, desde la apariencia hasta la técnica de creación, mientras que nosotros nos quedamos en la superficie de lo que vemos, por falta de conocimiento.

    El problema es que hoy en día se confunde crítica especializada con mercadillo mediático, y al final muchas de las supuestas críticas no son más que posters publicitarios que benefician a determinados “artistas” o compañías que, por supuesto, han pagado por ello.

    En resumen, como tú dices, al final poco importa lo que digan los expertos, cada uno de nosotros tendrá su propia visión de la película (o del arquitecto)

    PD: he reservado todos los títulos de tu anterior post, espero que sean buenas!! 😛

  2. lectorbajito says:

    ya esteba echando de menos tus comentarios.
    a mi me da hasta un poco de pena la perdida de presencia de la gente que se ha interesado en saber y entender sobre algo, que no tengan la parte que les deberia corresponder, nosotros en lo nuestro lo vemos cada dia. supongo que sera culpa nuestra en gran parte pero ahora tiene dificil solucion.

    espero que te guste la seleccion, yo solo he visto “wendy and lucy” y “el hombre de londres” y me gustaron mucho las 2.

  3. Vanessa says:

    Sí que da pena, y es injusto, tanto para los críticos como para los criticados.
    Pero por supuesto, la culpa de todo lo q ocurre es nuestra, supongo q no debemos quejarnos.
    Wendy and lucy ya la he visto, si no recuerdo mal también la descubrí en tu blog, eres mi crítico favorito (weno, compites con mi hermana) 🙂
    un abrazo compi!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: