“El extranjero” de Albert Camus

En la contraportada de este libro, en medio de una explicación-sinopsis, se puede leer: “Una serie de circunstancias conduce al protagonista de la novela a cometer un crimen aparentemente inmotivado, la muerte de Meursault en el patíbulo no tendrá más sentido que su vida…”. He de decir que no había consultado esta contraportada y me asomé al libro desconociéndolo todo sobre la obra. Mis conocimientos sobre Albert Camus se limitaban a saber que era francés, del siglo XX y que la componente filosófica (existencialista parece ser, a pesar de que al propio Camus no le agradaba la etiqueta) tenía cierta relevancia. Ante estos datos, se presenta una novela, y de una novela pues se espera el desarrollo de una trama, donde la causalidad y demás tenga su cuota.

Pues no. El hilo argumental es tan fino como lo que expresa el mini-resumen, y es a partir de ahí donde el interés aumenta exponencialmente, el planteamiento sobre la condición humana, las motivaciones en la toma de decisiones, el imperio de los sentimientos frente a la lógica y la razón.

Sorprende que una obra escrita en 1946, en un momento histórico tan preciso, recién acabada la IIª Guerra Mundial, esté tan vigente a día de hoy. Donde hay una conducta social “aceptada”, a pesar de conductas subterráneas menos lícitas, y cualquier movimiento fuera del rango común es percibido como una amenaza intolerable.

La acción deriva hacia el crimen sin sentido del que el protagonista no se ve capaz ni de contrarrestar pues la cadena de acontecimientos no se desarrolla, como hemos apuntado antes, a partir de la causalidad. Él mismo no puede explicar sus propios hechos.

“Por la tarde, Marie vino a buscarme y me preguntó si quería casarme con ella. Le dije que me daba igual y que podíamos hacerlo si era su deseo. Me preguntó entonces si la quería. Contesté, como ya había hecho una vez, que nada significaba eso, pero que ciertamente no la quería. ¿Por qué te casarías entonces conmigo?, dijo ella. Entonces le expliqué que la cosa no tenía importancia alguna, pero que si ella lo deseaba podíamos casarnos. Además, era ella la que lo preguntaba y yo me limitaba a responder que sí.”


“Me preguntó si había sentido dolor ese día (de la muerte de su madre). Esa pregunta me sorprendió mucho y pensé que me habría sentido muy molesto de haber tenido que hacerla yo. Contesté, sin embargo, que había perdido la costumbre de interrogarme y que me resultaba difícil informarle. Por supuesto que yo quería a mamá, pero eso no quería decir nada. Todos los seres normales habían, más o menos, deseado la muerte de los que amaban.”

“En cuanto a mí, no quería ser ayudado y precisamente me faltaba tiempo para interesarme en lo que no me interesaba.”

Una confrontación entre acción y reflexión en la vida y la capacidad de adaptación a las diferentes circunstancias. Son estos los dos puntos que más me han interesado, lo que viene a demostrar la validez del planteamiento de Camus, como buen filósofo su objetivo es despertar en nosotros nuestros propios pensamientos.

Lucino Visconti ofreció con su adaptación con Marcelo Mastroianni en el papel protagonista y, con una fidelidad absoluta, a la obra de Camus. Con un especial esfuerzo en la plasmación de los ambientes, las sensaciones expresadas se van perfectamente plasmadas. En el paso de la hoja impresa a la imagen se comprende perfectamente el curso de los acontecimientos, como los actos se imponen a los pensamientos. Los hechos ocurren, por intentar explicarlo de alguna manera, fuera del control de sus protagonistas, lo que en ningún caso los exime de sus responsabilidades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: